La plaza y el mercado de la Encarnación de Sevilla

en

MALAVIDA se encuentra en el vanguardista edificio conocido popularmente como las Setas de Sevilla, en la Plaza de la Encarnación. Modernidad que paradójicamente convive con la amplia historia que acumula. Vio crecer la ciudad romana, cuyos restos son visitables en el museo romano Antiquarium bajo las Setas, fue sede de una basílica paleocristiana, estuvo cruzada por la muralla árabe que discurría a lo largo de las actuales calles Imagen y Laraña, dando lugar a finales del XVI al convento agustino de la Encarnación, del que toma su nombre actual.

El año 1810 marcó otro hito esencial en la plaza ya que supuso el derribo del convento y la construcción del gran Mercado Central de la Encarnación que devolvió el bullicio comercial a la zona, tradicionalmente abarrotada de tiendas y puestos, dando lugar también a la aparición de numerosas tabernas. Fueron éstas espacios de reunión por excelencia, donde las tapas y los vinos eran testigos de las tertulias, cantes, juegos de mesa y lances amorosos que tenían lugar en su interior.

Inspirados en esta tradición, rendimos un modesto recuerdo a aquellas antiguas tabernas, consideradas por muchos como antros de mala vida y que sin embargo cumplían la grata función de servir como vías de escape donde evadirse de los problemas cotidianos.

Nuestro deseo es que en MALAVIDA se puedan revivir aquellos buenos momentos que gozaron los sevillanos que nos precedieron en esta plaza. Ofreciendo no solo una selección de buenas tapas y vinos  de la tierra sino también creando el ambiente de complicidad que sirva para el encuentro de quienes nos visiten,  intentando mantener la esencia de la antigua ciudad que tanto nos gusta evocar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *